El faraónico museo tiene nueva fecha de apertura: año 2020. Parece casi definitiva y tiene previsto una afluencia de unas 15.000 personas al día y 5 millones de visitas al año. Dentro un recinto 50 hectáreas, un inmenso edificio de 165.000m2 en el que se expondrán 50.000 obras, de las que la mitad aún no han sido mostradas al público. Todo ello junto a extensos parques como el del Nilo, un centro de conferencias, varios restaurantes, un centro de conservación, una dotación de bomberos y varios cafés.

Afortunadamente, no todo lo dejarán para el próximo año. Hay una estimación de habilitar una parte este 2019. Ya en enero, el director general del nuevo museo, Tarek Sayed Tawfik, indicó en una entrevista a la Agencia Efe que el museo se había completado en un 88% conteniendo alrededor de 46.000 piezas. Es ahora cuando se presenta un proceso complejo: hacer un recorrido expositivo con las últimas tecnologías que lo alejaran de su caótico predecesor, el de la plaza Tahrir de El Cairo. De este modo, habrá galerías interconectadas entre sí en una mole en cuyo centro emergerá Ramsés II junto a una barca egipcia conservada íntegramente. La fachada será de alabastro egipcio y permitirá ver, en lontananza, las pirámides de Guiza.

Un dato fantástico: las 5.400 piezas halladas en la famosa tumba KV62, más conocida como la del faraón Tutankamón, serán también expuestas. Provienen, no sólo del museo de El Cairo, sino también del de Luxor, añadiendo incluso algunas halladas este mismo mes de marzo envueltas en un periódico de 1933. Acciona será la empresa española encargada de museizar una parte de este Gran Museo en las cercanías de Guiza con una representación digital de la cámara funeraria. Sin lugar a dudas, podremos decir como Howard Carter cuando descubrió la tumba del faraón niño en 1922: “Veo cosas maravillosas…”.

La construcción se demora ya varios años y las ganas de verlo abierto continúan creciendo. Con esta intervención, resulta muy probable que no encontraremos demasiados vendedores ambulantes que nos ofrezcan subir –que no bajar- de un camello puesto que pretender “cuidar” e incorporar al máximo la mejor tecnología para los accesos de visitantes y grupos.

Desde Experiencias con Esencia, os mantendremos informados puntualmente de la apertura del Gran Museo Egipcio para poder visitarlo junto a nuestros expertos.

Lorena Rodríguez es Directora de Experiencias con Esencia